miércoles, 13 de diciembre de 2017

martes, 12 de diciembre de 2017

café con espejo

tristes violines en el casino del prado

Alexis Hatch al violín y Larisa Tedtoeva al piano en los lunes musicales de Ciudad Real, en el Antiguo Casino.

lunes, 11 de diciembre de 2017

el herbario de elizabeth blackwell




Este impresionante herbario de plantas medicinales bellamente ilustrado tiene detrás una historia curiosa: fue dibujado, grabado y coloreado por Elisabeth Blackwell y publicado semanalmente, cuatro láminas y una página de texto a la semana, entre 1737 y 1739, hasta 500, con el fin de recaudar dinero para sacar a su marido de prisión, encarcelado por deudas, utilizando especímenes del Chelsea Physic Garden.

Hija de un comerciante exitoso que le dio una educación que incluía el dibujo y la pintura, cometió el error de casarse con Alexander Blakwell, un oscuro personaje que ejercía de médico sin formación, que se adentró en varias aventuras ruinosas y que acabaría ahorcado en Suecia por traición en 1784.

Ella se adentró en el proyecto haciendo ella misma las ilustraciones y usando los conocimientos médicos de su marido para escribir los textos que las acompañaban. Recibió el apoyo de la Sociedad de Boticarios y varios médicos destacados. Alquiló unas habitaciones en Swan Walk, al lado del Chelsea Physic Garden, que se había establecido en 1673 como un jardín para enseñar a los boticarios aprendices a identificar plantas y ahora estaba cultivando las nuevas plantas exóticas de las Américas.

Con el apoyo de Isaac Rand, conservador en el Chelsea Physic Garden, Elizabeth comenzó a dibujar, llevó los dibujos a su esposo en prisión, quien los identificó y proporcionó sus nombres en varios idiomas diferentes. Elizabeth luego grabó las planchas de cobre para imprimir. Finalmente, ella coloreó a mano cada una de las imágenes impresas. Este trabajo normalmente necesitaría de al menos tres artistas y artesanos diferentes.

El trabajo completo fue publicado en dos volúmenes y titulado A Curious Herbal,  prescrito por el presidente del Royal College of Physicians y su órgano rector. Blackwell publicitó el libro de boca en boca y en varias revistas. Ella se mostró una empresaria experta, logrando acuerdos mutuamente ventajosos con libreros que aseguraban el éxito financiero de su libro.

La copia que se conserva en la Britsh Library viene de la biblioteca de Sir Joseph Banks, un famoso botánico que navegó con el Capitán Cook, y tiene anotaciones de éste. Fue elegido presidente de la Royal Society y fedeicomisario del British Museum. A su muerte, su biblioteca fue transferida a la British Library.

Aquí puedes pasar sus páginas y consultarlas en la versión digital de este maravilloso libro, bueno algunas láminas y en otro orden distinto al original.

domingo, 10 de diciembre de 2017

la rosa de alcázar

Es quizá la cafetería y pastelería La Rosa el lugar donde mejor se sienta el recién llegado forastero a Alcázar de San Juan, cuando descubre que es la calle Castelar donde se hace la vida social. Aquí amigas, hermanas y matrimonios jóvenes y mayores hablan de sus cosas sin miramientos. Mientras una de ellas se queda con el niño, la otra pide en la barra dos cafés con leche y algunos pasteles. Las camareras tienen esos gorritos reposteros que recogen el pelo y les dan un aire profesional. A veces puede que haya alguien esperando que se vacíe tu mesa; pero es tan joven aún que se queda embelesada en tu quehacer y te sonríe cómplice como diciendo: no te preocupes, prefiero que acabes el dibujo.

sábado, 9 de diciembre de 2017

un paseo de casa a la estación de almagro


Voy un poco más deprisa que lo indicado. Tardo cuatro horas. Me da tiempo a tomarme unas cañas en Almagro. En Miguelturra hay que coger la calle Almagro y ya todo seguido por un carreterín ancho. El punto intermedio más destacado es La Membrilleja, a unos nueve kilómetros del destino. El perfil es prácticamente llano, con solo unos cerros, en oscuro en el plano fotográfico y donde aún quedan encinas y plantas de monte bajo, un poco antes de llegar a  Almagro. La vuelta la hago en tren.

occidente patrocina el genocidio yemení

Han pasado casi tres años desde que Arabia Saudita anunció que estaba interviniendo militarmente, con sus aliados, en Yemen, para expulsar del poder a los houthis (oficialmente llamados Ansar Allah) después de que tomaron la capital. Los analistas occidentales lo vieron como una movida audaz del recientemente apoderado príncipe heredero Mohammad bin Salman (MbS), los fabricantes de armas y sus representantes políticos estaban encantados. Pero lo que se había predicho como una operación militar rápida se ha convertido en un estancamiento humillante. Incapaz de imponer su voluntad por la fuerza, Arabia Saudita y su audaz príncipe han recurrido a crímenes de guerra y castigo colectivo, imponiendo una catástrofe humanitaria al pueblo yemení.

En lo que ya era el país más pobre de la región, los bombardeos de la infraestructura liderados por Arabia Saudita y el bloqueo impuesto a los puertos yemeníes han dejado a millones al borde del abismo. Según las estimaciones de la ONU , 17 millones de yemeníes, más del 60% de la población, necesitan alimentos urgentemente. De estos, 7 millones enfrentan hambruna. La destrucción de la infraestructura también ha dejado a 15 millones sin acceso a la atención médica y ha generado un brote de cólera sin precedentes, con 900,000 casos y miles de muertos ya. 50,000 niños yemeníes han muerto en 2017 como resultado de la enfermedad y la inanición.


El problema es que Occidente es directamente responsable de la tragedia en Yemen. Las compañías occidentales suministran las armas , los asesores militares occidentales están involucrados en el trabajo de inteligencia y la selección de objetivos , los aviones estadounidenses y británicos reaprovisionan de combustible a los jets saudíes (y de la coalición) mientras llevan a cabo sus bombardeos salvajes en Yemen. La supuesta indignación no está relacionada con ninguna preocupación por los derechos humanos, es simplemente un truco de propaganda de política exterior. Y la principal prioridad para los occidentales debería ser detener los crímenes que cometen, o incitan, sus propios gobiernos. Hay una evidencia abrumadora de que los crímenes de guerra se cometen a diestra y siniestra, desde golpes de doble golpe hasta bombardeos de hospitales, escuelas o incluso funerales , y nadie ha sugerido frenar este tren de dinero de ventas de armas.

Algunos medios de comunicación incluso podrían confundirse con piezas de propaganda saudita. La cobertura de los medios de MbS es nada menos que adulación en periódicos como The Guardian , por no mencionar el inefable Thomas Friedman. Un ejemplo recurrente es que un funcionario saudita niega que un ataque aéreo dado haya sido llevado a cabo por los saudíes, y los medios occidentales se complacen en publicar esto sin recordar a sus lectores que nadie más está volando sobre Yemen. Incluso las Naciones Unidas casi han eludido sus responsabilidades. Su papel se reduce a pedir a Arabia Saudita que deje de bloquear los puertos de un país extranjero.

Al comienzo de la guerra, a menudo escuchamos que la guerra era para restaurar el gobierno legítimo y democráticamente elegido de Yemen. Decenas de periodistas escribieron que el retrógrado reino de Arabia Saudita estaba lanzando una guerra para restaurar la democracia sin sentir que algo no funcionaba. Los artículos generalmente mencionaban que Yemen estaba emergiendo de décadas de dictadura bajo Ali Abdullah Saleh. Saleh había gobernado Yemen con puño de hierro, y había sido un aliado útil tanto para Arabia Saudita como para Estados Unidos, que ha bombardeado con drones todo lo que había en las cercanías de un teléfono celular que una vez perteneció a un presunto terrorista. 

Cuando las protestas masivas que comenzaron en 2011 obligaron a Saleh a salir, los EE. UU. Y los sauditas lucharon por salvar la situación. Al final consiguieron que todas las partes, incluidos los houthis, acordaran una transición política. Esto incluyó una elección en la que Abdrabbuh Mansour Hadi se presentó como el único candidato. Entonces él es el presidente legítimo para ser restaurado, pero los medios nunca mencionan que había sido vice-dictador durante 20 años. Una elección sin otros candidatos y "voilà", obtienes todos los beneplácitos que necesitas de la prensa occidental.

Los saudíes están dispuestos a dejar morir a millones porque pueden hacerlo con impunidad. Y sus patrocinadores occidentales también están felices de dejar que este genocidio continúe. Porque a pesar de que podría causar algunos problemas de relaciones públicas, es, tanto a corto como a largo plazo, excelente para los negocios, y al final del día, de eso se trata siempre en la política exterior occidental.

viernes, 8 de diciembre de 2017

jueves, 7 de diciembre de 2017

miércoles, 6 de diciembre de 2017

cipreses

                            
                            
                            

Estos hermosos y enormes cipreses deben ser de la época de la inauguración del cementerio de Ciudad Real, hace 126 años.

"Te compro la sombra de tu ciprés por veinticinco monedas de oro", le dijo aquel buhonero a Li. Y Li fue feliz hasta que un día la sombra del ciprés se proyectó hasta la sala de estar de su casa, y aquel buhonero araposo entró con sus pulgosos amigos a jugar a las cartas, pues la sombra ya era suya. Entonces Li, desesperado, le propuso comprar la sombra del ciprés por cincuenta monedas de oro. "No habrá trato sin no es por doscientas", le contestó el buhonero. El vendedor ambulante montó una casa de té con el dinero de la sombra del ciprés y le fue muy bien el resto de su vida. Li, sin embargo, se arruinó y su mujer le abandonó. Cuentan que nunca más se opuso a que alguien disfrutara de la sombra del ciprés. Pero esto no es más que un cuento chino.