lunes, 28 de mayo de 2018

hijos del frío y del hambre

Llevo bastante tiempo relacionando la evolución con la salud. Investigando para otros libros me di cuenta que muchos de los grandes acontecimientos a lo largo de la evolución estaban influidos por el clima. Recopilando información llegué a la conclusión de que esta influencia iba más allá. Toda la historia de la vida en el planeta está determinada por el clima. Me embarqué en esta aventura que me ha costado cinco o seis años investigando.

En la historia de la vida ha habido glaciaciones tremendas. Las que llaman bola de nieve, toda la tierra se cubrió de dos kilómetros de hielo. Se extinguieron más del 90% de las especies. También ha habido calentamientos. El último fenómeno importante fue hace 65 millones de años. Por meteoritos y volcanes vino la desaparición de los dinosaurios. Lo más importante es que a partir de ahí, la tierra no hizo más que enfriarse hasta la glaciación. En medio de una glaciación de millones de años apareció la especie humana. Somos hijos del frío. Nuestro cerebro es fruto del frío. La especie humana no se ha extinguido porque el cerebro le ha permitido adaptarse. Si tiene frío caza a un animal y coge su piel para abrigarse. Somos la única especie capaz de colonizar todos los hábitat. Los polos, la selva, las alturas o los desiertos. No hay ningún animal capaz de vivir en tantos entornos.

Hace doce mil años termina esa glaciación y desde entonces, todo ha sido calentarse. De ahí viene, por ejemplo, el diluvio universal. Fue hace ocho mil años. Con el calentamiento hubo deshielo, subió el nivel del mar de forma brusca. Lo que se conoce como diluvio fue en realidad una inundación en la zona del Mar Negro. Diversos enfrentamientos y calentamientos dieron origen a situaciones históricas. Por ejemplo, si revisamos nuestra era, a partir del nacimiento de Cristo, encontramos varios casos muy claros. Desde 1.300 hasta 1.800 hubo un enfriamiento grande que se llamó la pequeña edad de hielo. Tuvo un pico hacia el año 1.700. Media Europa se moría de hambre. Fue el sustrato para la Revolución Francesa. Los nobles estaban en sus castillos atiborrándose de comida y bien resguardados del frío mientras el resto de gente apenas tenía para comer. Con un calentamiento global, posiblemente, no se habría desencadenado la Revolución Francesa.

Un ejemplo claro es el Imperio Romano. El apogeo, sobre el año 100, coincide con un periodo cálido. Hay buenas cosechas, alimentos abundantes... El declive coincide con el enfriamiento. Las tribus del norte, muertas del frío, bajaron al sur de Europa. Invadieron la península italiana y fue el saqueo de Roma. Todos los acontecimientos climáticos influyeron en la historia en nuestra evolución. La peste negra –entre 1.300 y 1.400– coincidió con otro pico de frío.

El aumento de temperatura que hay hoy día no llama la atención. Viene ocurriendo desde hace ochocientos mil años. El inconveniente es que los valores de CO2 nunca han pasado de los 300 partes por millón. Nunca jamás. Ahora estamos en más de cuatrocientos. El calentamiento va en los patrones que conocemos, pero se ha disparado la emisión de gases invernadero. Entramos en lo que se llama el fenómeno antropogénico. La influencia del hombre sobre el propio clima.

He llegado a la conclusión de que nosotros, como especie, somos hijos del hambre y del frío. No estamos preparados para la opulencia. Hace cincuenta mil años, en plena glaciación, no había verano. En esas condiciones de enorme dificultad, la evolución jugó su papel. Somos la especie más fuerte. Ya estamos en siete mil millones de habitantes. Lo tenemos invadido todo y como no nos pongan cota, nos vamos a cargar al resto de especies.

Somos una especie obesa. El problema es que estamos diseñados para sobrevivir al hambre. Pero en la sociedad moderna opulenta y sedentaria comemos todos los días cantidades tremendas sin mover un músculo. Hacemos un uso inadecuado de nuestro diseño y nos produce la enfermedad. Es la ley de la naturaleza. Todos los seres vivos necesitan moverse y gastar energía para comer. Nosotros no. Vamos contra la naturaleza. Por eso necesitamos salir a correr a las siete de la tarde.

domingo, 27 de mayo de 2018

estaciones de edimburgo




La construcción de la nueva ciudad de Edumburgo, al norte de la ciudad medieval, dejó en pleno centro el lago conocido como Nor Loch, que se convirtió en un foco de malos olores en pleno centro de la ciudad. Se realizaron varios trabajos de drenaje que culminaron en la década de 1820 con la disponibilidad absoluta del terreno, que en principio fue dedicado a jardines.

Con el progreso del ferrocarril en Gran Bretaña y las buenas condiciones del valle para introducir vías férreas en el interior de la ciudad en la década de 1840, fueron tres las compañías que construyeron estaciones en la zona.​ Todas fueron denominadas en honor de la novela Waverley de Walter Scott (que narra la lucha entre ingleses y escoceses en el siglo XVIII), en torno a 1854. El 2 de febrero de 1842 se puso en servicio en Escocia la línea ferroviaria entre Glasgow y Edimburgo, Pocos años más tarde, el 15 de febrero de 1848, la Compañía del Ferrocarril de Caledonia ponía en servicio la línea principal cuyo destino era también Edimburgo y situaba su estación en la Princes Street. Esos terrenos habían sido ocupados anteriormente por los jardines que sustituyeron Nor Loch. Años más tarde, construyó para alojamiento de los viajeros un lujoso hotel que aún sigue funcionando aunque la estación ferroviaria fuera demolida.

Alojamiento de viajeros de la Caledonian Railway
En 1868 la compañía North British Railway compró las dos estaciones de sus competidoras, demolió las tres y las sustituyó por una nueva estación única de estilo victoriano: la estación de Waverley.

Aprovechó toda la vaguada existente entre la parte vieja de la ciudad y los barrios situados ya al norte, al otro lado de los jardines. La superficie es tan grande que ha resultado la segunda más importante estación británica en superficie. Para entonces ya los dos puentes comunicaban ambas partes de la ciudad. El más elevado y de líneas más atrevidas tiene una historia más dilatada pues data de la segunda mitad del siglo XVIII. 

Puente del Norte y el hotel Balmoral

La compañía ferroviaria del Norte no quiso ser menos que la Caledonian y construyó junto a la estación ferroviaria un lujoso hotel, que hoy día se llama Balmoral, y que es la única fachada visible de la estación ferroviaria ya que vías, andenes y marquesinas se encuentran a cota inferior que las calles aledañas. Inaugurado en 1902, Balmoral es hoy un hotel de lujo de cinco estrellas y un icono en Edimburgo, que fue explotado como parte de la estación hasta finales de los años 1980. Fue diseñado por el arquitecto W. Hamilton Beattie y durante la mayor parte del siglo XX fue conocido simplemente como el NB. El hotel también es conocido porque fue aquí donde la escritora J. K. Rowling terminó de escribir el último libro de la saga literaria de Harry Potter en 2007. Otra curiosidad es que su reloj, situado en su torre, va adelantado 5 minutos. No es un problema de fallo de la maquinaria: es que la compañía ferroviaria pensó que era mejor tener adelantado el reloj en relación con la hora oficial de salida de los trenes para que los viajeros no los perdieran y así se ha quedado hasta nuestros días.

Scottish National Gallery
Desde los andenes tenemos acceso a la Scottish National Gallery, importante museo de pintura y escultura, en un edificio construido exactamente encima de los tres túneles ferroviarios. Precisamente en la planta sótano hay una maqueta en la que se ve el edificio construido exactamente encima de los tres túneles ferroviarios, junto con otro adyacente, y la posición de los túneles, de los cuales el central es de doble vía y los laterales de vía única. La galería principal, que aquí vemos en la foto, es perpendicular a los túneles del ferrocarril y desde ese punto es posible sentir levemente el paso de los trenes.

Fotos en blanco y negro: Roslin Station, Jerdbugh Station, Glencorse Station y Waverley Station en la década de 1960, de J. L. Stevenson. Y hall de Waverley en 2014, de Miguel Ángel Matute (así como las de color).


sábado, 26 de mayo de 2018

pinturas esquemáticas del valle de alcudia


Estas pinturas rojas se hicieron sobre las piedras de cuevas, abrigos o rocas al aire libre en las montañas del Valle de Alcudia y Sierra Madrona. El llamado Arte Esquemático, dentro del Arte Pospaleolítico, se caracteriza por su profundo nivel de abstracción, que denota un complejo desarrollo intelectual y por el uso predominante de las gamas de los colores rojo y ocre que se aplican con un único trazo que compone toda la figura o, excepcionalmente, limita el contorno externo, reduciendo la imagen real a las líneas básicas. Sus temas aluden al plano material como al espiritual, de muy difícil o imposible lectura. Su significado sigue siendo un enigma. No se dibujan escenas, su composición es conceptual. Se representan figuras humanas y de animales junto a figuras geométricas.

En la actualidad se considera que su origen está en el Neolítico, con un periodo de apogeo en el Calcolítico y su final en las últimas etapas de la Edad de Bronce e incluso de la Edad de Hierro. Va a perdurar por tanto dos o tres milenios y se distribuye por todas las zonas montañosas debido a una intensa ocupación del territorio desde la Edad de Cobre hasta los albores de la Edad de Hierro.

Estos dibujos son interpretaciones rápidas a mano alzada de las pinturas encontradas en La Tabernera, Los Callejones de Ríofrío, El Abrigo del Chorrillo y El Collado de Pajonar de Mestanza; La Solana del Águila, La Covatilla de la Garganta, La Cueva de los Rubio y La Hoya de la Chorrilla de Almodóvar del Campo; El Peñón del Collado del Águila, La Covatilla del Rabanero, Puerto Calero, El Peñón Amarillo y La Garganta del Muerto de Solana del Pino; El Carrillón de los Morenos de Brazatortas; La Cueva de la Estación, Las Láminas y La Cueva de los Monjes de Cabezarrubias de Puerto; El Morrón del Pino, El Melitón, Los Gavilanes, El Peñón de la Golondrina, El Escorialejo, La Batanera, Peña Escrita, La Sierrezuela, La Solana del Navajo y El Piruetanal de Fuencaliente; y La Jabelgada de San Lorenzo. Reproducidas en el libro Las Pinturas Rupestres Esquemáticas del Valle de Alcudia y Sierra Madrona de Macarena Fernández Rodríguez, editado por la Asociación para el Desarrollo Sostenible del Valle de Alcudia en 2011, y en las cerámicas de Juan Antonio Ortiz Colado.

viernes, 25 de mayo de 2018

la otra cara: los negocios

Las posibilidades de un Parque Natural tan poco conocido y explotado a una hora de Madrid, gracias al Avant que para en Puertollano, hace que las agencias de turismo sostenible de la zona revoloteen como buitres. Ellos quisieran infrestructuras. Quisieran ovejas siempre dispuestas al esquile, bares con un menú de gastronomía típica, rutas accesibles, un centro de interpretación, alojamientos confortables, aldeanos que sepan tratar a los turistas. Y yo me imagino a los ganaderos en una majá de tramoya esquilando ovejas entrenadas y medicadas contra el estrés, exhibiciones de perros pastores, dramatizaciones de actores peludos con pieles de carnero dibujando en las cuevas, falsos mineros en las galerías de la hoz del Chorrillo. Sé que exagero, pero no puedo dejar de recordar en lo que se ha convertido la vida de los Uros en el el lago Titicaca, como otros pueblos y culturas marginales: en un espectáculo para turistas. Y sé que aunque se hable de ecoturismo tiene sus peligros. Y que la intervención sobre los corredores ecológicos de Rafa (demasiado técnica para el momento) ha suscitado burlas. Los econegocios son balanzas en las que, cuando el platillo de los negocios empieza a pesar, el platillo ecológico flaquea.

Lo importante para mí es la población, el impacto real sobre ellos, si realmente ayudará a su fijación. Pudiera ser que finalmente el Centro de Interpretación se instalara en Puertollano (fuera del Parque y absolutamente contaminado por Repsol) o Fuencaliente (ya en los límites, pero con una hostelería muy desarrollada por la caza), que las agencias fijen allí sus delegaciones y que sus guías sean foráneos especializados que tengan que estudiar rutas y costumbres, y que los mestanceños solo consigan un cambio de vida, no necesariamente a mejor.

De eso se está tratando ahora; por eso es para mí desastroso la falta de interés general de los vecinos, que apenas si han participado y han dado su punto de vista. Estamos en el germen de algo que tiene que ser consensuado y de lo que depende el futuro de estos pueblos en el último tramo de su existencia. No vale quejarse en los bares de lo que se está haciendo, hay que hacerlo entre todos.

jueves, 24 de mayo de 2018

las mujeres cogen las riendas



El despoblamiento de las zonas rurales del interior llega ya a niveles preocupantes, con los daños que produce la marcha en cuanto a identidad y desarraigo. De los 1.800 desempleados del Valle de Alcudia, más del 63% son mujeres. La mujer es fundamental para la fijación de la población. Ellas mantienen el arraigo, creando una red a través del asociacionismo y el networking. El futuro depende de ellas. Ellas se asignan nuevas tareas para la supervivencia y suplen las deficiencias de este tipo de vida que, por otra parte, goza del mejor entorno. Ellas son las que mantienen un nivel de calidad de vida que pueda resultar atractivo para que sus hijos sigan. Y con ellos toda una cultura.

De ello hablan Mari Carmen, gerente de la Asociación para el Desarrollo Sostenible, Josefa, presidenta de la Asociación de Amas de Casa de Almodóvar del Campo, Mari Luz, de FADEMUR, Encarni, ganadera de Mestanza, Beatriz, hija de ganaderos que ha decidido seguir con el ganado, Isabel, trashumante de Teruel e Isi, ganadera de San Lorenzo. Y aquí están, para ver qué oportunidades puede ofrecer su comarca convertida en Parque Natural, ser partícipes de su desarrollo sostenible y no convertirse en el espectáculo del turismo.

miércoles, 23 de mayo de 2018

edimburgo: música en vivo

Kim Churchill en concierto en Sneaky Pete's. Foto: MacColl/Rex/Shutterstock





Sneaky Pete's
Foto: Peter Dibdin
En esta ruidosa y bulliciosa caja solo entran 100 personas, pero es esencial para Edimburgo. Ofrece conciertos en vivo y noches de club y abarca todo, desde psych-folk hasta brute techno. Es uno de los pocos lugares que todavía tiene ese sótano anárquico de los 90, dice Lindsay Todd, con una noche bimensual aquí. Es íntimo, tiene una audiencia amigable y conocedora, y el que lo dirige, Nick Stewart, es realmente un tipo apasionado.
>73 Cowgate, 0131-225 1757, sneakypetes.co.uk



Summerhall: La Sala de Disección 
Esta antigua facultad de veterinaria ahora es un cruce creativo que alberga estudios de artistas, galerías, una cervecería y una destilería de ginebra. The Dissection Room, un espacio de conciertos utilizado principalmente por bandas de gira, está reservado por el equipo de Summerhall, bajo el irónico lema Nothing Ever Happens Here.
>1 Summerhall, 0131-560 1581, summerhall.co.uk




Foto: Gavin Brown
The Jazz Bar
A pesar de su nombre y sus mesas a la luz de las velas, este bar de jazz subterráneo está lleno de sorpresas musicales. Es uno de mis favoritos, dice DJ Eclair Fifi, nativo de Edimburgo y miembro clave del colectivo LuckyMe, una discográfica y estudio de diseño. Me encanta tomar un whisky de malta y dejarme sorprender. He visto jazz libre, bandas de música, también Moodymann tocando en vivo.
>1a Chambers Street, 0131-220 4298, thejazzbar.co.uk





La casa Mash
En este refugio para discotequeros exigentes y asistentes a conciertos, busque las fiestas No Strings Attached, con invitados como Optimo y Andrew Weatherall, y eventos de los Braw Gigs itinerantes, que impulsan la música experimental de todo tipo. Tal vez caben 300 personas y, en estos días, cuanto más pequeño es el lugar, mejor es el ambiente.
>37 Guthrie Street, 0131-220 2514, themashhouse.co.uk


El laberinto de Banshee
Relájate. Cualquier grito espeluznante que escuches en el club nocturno más embrujado de Escocia probablemente provenga de una banda de thrash metal o de algún hardware con la batería experimental defectuosa. Estas bóvedas contienen siete salas en las que las noches regulares de punk y metal van acompañadas de sesiones de cine de culto (gratuitas) y ocasionales actuaciones electrónicas fuera de lo común. Todd dice que es una verdadera inmersión punk, y cuando suena, es una gran vibra.
>29-35 Niddry Street, 0131-558 8209, thebansheelabyrinth.com


Banerman's
Un refugio para la fraternidad del rock subterráneo de Edimburgo, Bannerman's se encuentra debajo de South Bridge en las catacumbas de la Ciudad Vieja. Lejos de ser una reliquia sombría de la historia macabra de la capital, la preservación de su interior de piedra original le da al lugar un encanto distintivo. Esencialmente es un pub con una sala de conciertos con capacidad para 175 personas, más de 100 marcas de whiskys de malta, uno de los programas más regulares de música en vivo de la ciudad, y un juego de piscina barato para arrancar. Vital para el alma de la escena local, las esperanzas actuales The Twilight Sad tocaron su primer concierto en Edimburgo aquí y una incipiente Laura Marling hizo una aparición en sus primeros días.
>212 Cowgate, 0131-556 3254, bannermanslive.co.uk . Abierto 12:30 p.m.-1 a.m. 



El Cabaret Voltaire
Un laberinto subterráneo de cuevas ubicadas en el siempre bullicioso Cowgate, The Cab abrió sus puertas como un espacio multidisciplinar en 2005 y ha acogido conjuntos memorables de los futuristas matemáticos Battles (apoyando a un emergente Four Tet ), a recientes ruckuses cabezas-sangrantes dirigidos por punks canadienses Fucked Up. También los antiguos residentes de la casa, como Ultragroove y Sick Note , una noche indie de entrada gratuita, que le da a cada noche un giro inesperado. Reforzado por la reciente adición de su Speakeasy de 120 capacidades, inspirada en la era de la prohibición, Cab hace un esfuerzo por romper con el tribalismo proporcionando un refugio para todos.
>36-38 Blair Street, 0131-220 6176, thecabaretvoltaire.com. Abierto música en vivo 7 p.m. a 11 p.m., noches de club 11 p.m.


Foto: Sailor Jerry





El Circo Eléctrico
Hay una rivalidad saludable entre los lugares más pequeños de Edimburgo cuando se trata de mantener un dedo en el pulso de la música contemporánea, pero El Circo parece estar llevando la corona en este momento. Con una parte para conciertos y otra para bar de karaoke (con siete salas privadas específicamente para él). A unos segundos de la estación de tren de Waverley, un exterior tosco oculta un interior pulido y confortablemente compacto, con una capacidad de 250 personas. El lugar atrae desde estudiantes y niños indie hasta folk, pero la fórmula funciona.
>35 Market Street, 0131-226 4224, theelectriccircus.biz. Abierto de martes a jueves de 6 pm a 1 a.m., vie 5 p.m. a 3 a.m., sáb 6 p.m. a 3 a.m., también abre de día.


Foto: Pete Dunlop





Sneaky Pete
The Skinny resumió cariñosamente a Pete como tu sala de estar, menos los muebles, más 100 indie inadaptados. En su vida útil de tres años hasta la fecha, este pequeño lugar en el corazón de Cowgate se ha establecido como un destino notable para bandas locales y de gira: los visitantes recientes han oído desde los emotivos campeones folklóricos Meursault hasta el anárquico rockero israelí Monotonix. También se empaca con regularidad para el escaparate de rock residente independiente This Is Music y la Disco Wasabi.
>73 Cowgate, 0131-225 1757, sneakypetes.co.uk



Foto: Markus Thorsen


HMV Picture House
Este edificio ha sido un cine, un club y un lugar de la música en varias formas durante décadas. Solo desde que la inversión sustancial del grupo Mama tuvo la Picture House una vez más se convirtió en un lugar de concierto de 1.500 personas en el nuevo milenio. Con tres bares dispersos por el lugar, la atención meticulosa y la comodidad fueron fundamentales para la restauración. Ahora es el mejor lugar de rango medio que Edimburgo tiene para ofrecer atracciones estrella como las leyendas del post-punk Killing Joke , el inconstante pop rebelde Nile Rogers y el fallecido padrino del rap Gil Scott-Heron.
>31 Lothian Road, 0131-221 2280, meanfiddler.com/hmv-picture-house



Foto: Ben Collins

La Habitación Líquida
Una fuerza resurgente en la escena de Edimburgo, el Liquid Room, reabierto después de un incendio que destruyó la antigua iglesia del siglo XIX en 2008. Con una capacidad de 800 personas distribuidas en dos pisos y un balcón que sobresale del escenario, hay intimidad en este lugar y eso es difícil de superar. La prohibición de fumar permitió a los propietarios abrir un patio social que se levanta durante las noches de club. Es el lugar elegido para algunas de las mayores exportaciones modernas de Escocia, habiendo cumplido 10 años con un set de Mogwai. The Liquid Room es también uno de los favoritos de los promotores locales de hip-hop, que han traído a pesos pesados ​​como Raekwon y KRS One para cantar.
>9c Victoria Street, 0131-225 2564, liquidroom.com

Foto: Markus Thorsen




Las Habitaciones Vudú
The Voodoo Rooms es un club, restaurante, bar de cócteles y sede de conciertos en el antiguo piso de West Register Street's Cafe Royal. Con la sensación de un restaurante de lujo, el interior está decorado con buen gusto con una decoración en negro y dorado. Para el aficionado a la música exigente, hay soul en vivo, jazz, folk, indie rock y hip-hop en el menú de la sala principal con capacidad para 200 personas.
>19a West Register Street, 0131-556 7060, thevoodoorooms.com . Abierto de lunes a jueves de 4 pm a 1 a.m. Viernes a domingo de 12 p.m. a 1 a.m.



El Bongo Club
Si entras en el Bongo Club por la noche para encontrar hombres con cabeza de caballo, mujeres con cara de tigre y un amistoso perro gordo corriendo entre los dos, no te alarmes. La más bohemia de las salas de conciertos de la capital, Bongo es un club, espacio artístico, cafetería y lugar de comedias en algún momento. También es el anfitrión de la noche del club burlesco Confusión es sexo. Además del excelente pedigrí del lugar con capacidad para 450 personas para traer rockabilly e indie rock a la capital, así como a Aidan Moffat y  Pantha du Prince. Demuestran que aquí ningún género es extraño.
>37 Holyrood Road, 0131 558 7604, thebongoclub.co.uk . Abierto de lunes a jueves de 1 p.m. a 7 p.m., viernes 1 p.m.-7 p.m., 11 p.m.-3 a.m., fines de semana 11 p.m. a 3 a.m.


Foto: Marc Marnie / Redferns

El Queen's Hall
Situado en el distrito estudiantil de Newington, el Queen's Hall es fácilmente el más grandioso de los locales de música en vivo de Edimburgo. Mantiene un programa constante de artistas de culto durante todo el año (PJ Harvey y Daniel Johnston han aparecido en los últimos años), grandes del jazz (de Courtney Pine a la propia Orquesta Oculta de Edimburgo ) y las últimas bandas de rock y folk contemporáneos, junto a la Orquesta de Cámara Escocesa. Un gran balcón y bancos que rodean el escenario en ambos niveles conservan la grandeza y la composición de su vida anterior como capilla.
•>85-89 Clerk Street, 0131-668 2019, thequeenshall.net


Foto: Blaire McNeil / Skinny Photographers


Las Cuevas
Lo que fuera un establo para la caballería francesa, The Caves se ha convertido en otro rincón muy apreciado del Cowgate en la última década. Los dos pisos de bóvedas, nichos y arcos fueron excavados y restaurados para uso público más de 100 años después del éxodo del casco antiguo, bajo la atenta mirada del internacional escocés retirado de rugby Norrie Rowan. Con noches como Departure Lounge (que a menudo presenta bandas en vivo y DJ house, techno, funk y hip-hop) y especialistas electrónicos Kapital en residencia, es un área popular para los clubbers que buscan una política musical abierta.
>8-12 Niddry Street, 0131-557 8989, thecavesedinburgh.com

The Guardian
Guía Atternativa de Edimburgo en The Guardian

playlist de edimburgo de andy pietrasik (young fathers)



TheGuardian

martes, 22 de mayo de 2018

esquilando ovejas en mestanza


Vicente y Domingo han reservado un grupo de ovejas para que veamos el esquileo a máquina. Después llega Benjamín, de 86 años, para hacerlo con tijeras. Las ha olvidado y cuando vuelve ya no quedan ovejas sin esquilar. Pena. Allí mismo Isi, de San Lorenzo, nos enseña a hacer queso. Probamos el suero y el queso fresco.

lunes, 21 de mayo de 2018

petroglifos testigos de la trashumancia




El trasiego de los pastores trashumantes ha dejado sus huellas en las piedras del camino que pueden datarse desde el siglo XV al XVIII, y que ha tenido una continuidad durante los siglos siguientes (como los grabados en las Lagunas de Ruidera o los nombres de pastores en el propio Valle de Alcudia).

En su intento de catalogación, el Doctor Europeo de Arqueología y Director Científico en Global Digital Heritage Víctor Manuel López-Menchero ha llegado a la conclusión de que esta expresión de identidad cultural tiene una marcada simbología cristiana, que los han grabado fundamentalmente pastores y canteros (siempre clases populares) en parajes como cañadas, veredas, pozos abrebaderos, zonas de pasto y canteras. Así la Arqueología da voz a manifestaciones que nunca la tuvieron y ayuda a completar la historia de unos oficios en unos lugares y una época.

El Dr. Víctor Manuel en su ponencia de Mestanza.
La mayoría de los dibujos de arriba son interpretaciones de sus fotos nocturnas con luz lateral y manipulado digital posterior, que utiliza para ver con claridad los trazados. Muchos de ellos son cruces en sus diversas versiones: latinas, patadas, calvarios (con un triángulo en la base), crucetadas, solares (inscritas en un círculo, como algunas pinturas esquemáticas de la zona y el concepto sol en el ideograma chino) o globos crucíferos. Para su datación se ha usado una comparativa con graffiti de iglesias y edificios ya datados y que milagrosamente se han salvado de su extinción.

Víctor Manuel los explica como elementos de protección contra malos espíritus, el diablo, la Santa Compaña, etc. Una forma de encomendarse a Dios y, en algún caso en que la cruz aparece sobre alguna abreviación del Ave María, a la virgen. Tal y como en la cultura popular ha persistido el uso de medallas y escapularios.

También ha catalogado grabados de pies calzados (una tradición romana y que los cristianos usaron en la Iglesia de Quo Vadis a la salida de Roma), alguna herradura junto a una mano y un pie calzado, muy pocos animales y figuras humanas (Pozos de Navarro en Alcázar de San Juan). Muchas inscripciones se hacían en horizontal; en ellas podemos destacar los tableros de juego que usaban los pastores como los alquerques, un juego de fichas, y las cazoletas, huecorrelieves para líquidos (Puertollano).

Grabados en la piedra, testigos de la trashumancia. Arqueología de las mentalidades de un mundo en extinción, ponencia desarrollada por Víctor Manuel López Menchero el 19 de mayo en Mestanza. Los últimos dibujos son interpretaciones de los grabados de finales del siglo XIX encontrados en las Lagunas de Ruidera.


El arqueólogo Rodrigo Garnelo ha clasificado los petroglifos de León, 16 yacimientos arqueológicos por encargo de Patrimonio, en cuatro tipologías diferentes de grabados como son los laberintos, las herraduras, los cruciformes y las cazoletas y canalillos. La mayoría no eran prehistóricos, ni tan siquiera medievales, correspondientes el mayor número a época moderna o contemporánea, precisa Garnelo. En líneas generales, resume, sólo los laberintos de Peña Fadiel parecen ser sin ninguna duda prehistóricos, mientras que los cruciformes –con la posible excepción del Tueiro- y las herraduras pertenecen a época histórica (edades Moderna y Contemporánea) y del resto de conjuntos con cazoletas y canalillos no se puede aportar una adscripción cronológica certera.

Petroglifos de Peña Martín (Lucillo) asociados a firmas de pastores /Ical
En cuanto a las cazoletas -ya sean solas o conectadas mediante canalillos-, como las que fueron halladas en el pueblo de Santa Marina de Torre, en el Bierzo, pudieron ser hechas hace 20 años o hace dos mil. Es un grabado muy sencillo que, si aparecen de forma aislada, es imposible situarlas cronológicamente de una forma concreta, indica Garnelo, que puntualiza que sólo se pueden fechar por su asociación con otros grabados, como es el caso de Peña Fadiel, o por otras referencias, como en aquellos en que los pastores recuerdan que cuando estaban al cuidado del rebaño hacían esos grabados en la roca para entretenerse. Pueden haber sido hechos en muy diferentes épocas, se considera que la mayoría son modernos, pero no se puede saber a ciencia cierta si no están asociados a otras figuras, como en Peña Fadiel con las espirales prehistóricas, o a pastores, que serían ya contemporáneas, insiste. 

Otro de los grabados más frecuentes son los cruciformes, que pueden corresponderse con las llamadas cruces de monte o de calvario o, incluso, confundirse con antropomorfos prehistóricos. En el caso de los petroglifos leoneses, la mayoría se corresponden con la época moderna o contemporánea. Por su parte, las cruces de monte o calvario son un grabado que muestra una cruz encima de un triángulo que simboliza a Jesús crucificado en el monte Gólgota. Es una imagen que se promueve desde el Concilio de Trento en el siglo XV y cuyo uso se generaliza en en la época moderna. Las representaciones de estas cruces se asocian a las firmas de pastores de los siglos XIX y XX, explica el arqueólogo, que alude también a los grabados de herradura como modernos porque generalmente están unidos a los cruciformes, aunque hay investigadores en Galicia que dicen que pueden estar relacionados con la Edad de Bronce

Catálogo de Petroglifos de Rodrigo Garnelo en El Norte de Castilla

Este artículo tiene sentido en cuanto que muchos de los serranos trashumantes que venían al Valle de Alcudia procedían de León y en Mestanza existe algún caso de familias formadas por parejas de ambos lados.


Informé de la existencia de un nuevo yacimiento en Chana formado por cazoletas (huecos redondos) y marcas en forma de herradura, las llamadas "ferraduras" en algunas partes de León. De estos dibujos con forma semicircular se decía popularmente en la zona, como en otros puntos de nuestra geografía, que habían sido hechos por las «herraduras del caballo del apóstol Santiago». En la zona se pensaba que estos petroglifos «los hacían los pastores». Y en algunos casos así era, como puede verse en la imagen de arriba a la derecha. No tienen miles de años como los petroglifos pero también revisten su interés como complemento al gran museo rupestre al aire libre que es Maragatos. Se supone que estas firmas de pastores están hechas a partir de la Edad Moderna, con una caligrafía muy esmerada y curiosa, y de alguna hay hasta fecha: «Benjamín Martínez, 1946». De esta zona se saca piedra para construir y los petroglifos podrían resultar dañados. 

Juan Carlos Campo, arqueólogo aficionado, sobre los petroglifos descubiertos por él mismo en la comarca de Maragatos

Petroglifos en Alcázar de San Juan
Petroglifos en las Lagunas de Ruidera
Petroglifos de La Tinaja
Grabados cruciformes en la Sierra de Lújar

domingo, 20 de mayo de 2018

trashumancia en el valle de alcudia


Las bases históricas de sustento de la población del Valle de Alcudia han sido la minería y el ganado, donde se inscribe la trashumancia. Las Jornadas sobre Trashumancia y Ecoturismo en el Valle de Alcudia y Sierra Madrona, ya en su segunda edición, han abierto la deseada posibilidad de que las antiguas escuelas de Mestanza, inauguradas en 1953 y el edificio más emblemático del pueblo, que dejó de usarse en el curso que se inauguraba en 2008, podrían ser la sede del Centro de Interpretación del Valle como Parque Natural. Esta exposición que aquí he dibujado demuestra la posibilidad de un Museo de la Trashumancia a base de piezas prestadas que podrían irse adquiriendo año tras año, y que abrirían una cadena de donaciones. La totalidad de las piezas son de particulares; unas de Alcolea , de la casa museo de Brazatortas y la colección de Diego Castro, pero muchas otras de Mestanza (encomiables las aportaciones de Encarni y Juani, ambas ganaderas) y San Lorenzo (de Isi, también ganadera).

La revalorización de las Escuelas, un edificio precioso y entrañable, y de la dura vida del pastoreo ha sido muy emocionante para mí y, supongo, para todos los presentes. Apoyo total por mi parte a esta iniciativa para que este pueblo cargado de valores no quede definitivmente hundido y olvidado. Gracias a todos. De verdad.

Recuerda que pinchando el los dibujos puedes verlos a un mayor tamaño.