domingo, 30 de abril de 2017

flores en la huerta

                            
    



chocolate jesús


No voy a la iglesia el domingo 
ni me pongo de rodillas para orar
ni memorizo los libros de la Biblia
Tengo mi propia manera especial
...

Caigo de rodillas cada domingo
en la dulcería de Zerelda Lee

Bueno, tiene que ser un chocolate Jesús
me hace sentir bien por dentro
tiene que ser un chocolate Jesús
me tiene satisfecho 
...

Tom Waits en Mule Variations de 1999, Premio Grammy al Mejor Álbum de Folk Contemporáneo

sábado, 29 de abril de 2017

cosecha diaria (51)


Las primeras habas y flores de malvas.

viernes, 28 de abril de 2017

viaje por al valle de alcudia en el año sesenta y dos



En la primavera de 1962, los periodistas Fernando Fernández Sanz, madrileño ferroviario que llegó a ser director del suplemento de economía del diario Informaciones y ha publicado diversos libros de viajes y ferrocarriles, y Vicente Romano, natural de Alamillo, traductor y profesor de la Facultad de Ciencias de la Información, hicieron un viaje a pie por el Valle de Alcudia con el fin de ver lo que quedaba de la trashumancia. Vicente aportaba sus conocimientos de la flora y fauna de la zona, y Fernando se había preparado la parte de geografía física y económica.

Iniciaron su viaje desde Puertollano, entrando por el Puerto de Mestanza al valle en autobús. En Mestanza se hospedaron en la posada de Santos el Cardoso, en la calle estrecha que sube a la plaza, y allí comieron con unos carreteros que se quejaban de que los camiones les habían quitado las mejores rutas. Allí estaban las niñas Adelita, que hoy vive en Madrid, y Rafa, que se hizo su casa en lo que fue la posada, y actualmente, tras su muerte viven en ella su marido, Segun, y uno de sus hijos. Luego visitaron la Mina de La Gitana, que tanta gloria y progreso había dado al pueblo y que entonces ya estaba cerrada. Allí, los lavadores de escombros sacaban el plomo de las escombreras. Andando se acercaron al entronque de los ríos Montoro y Fresnedas, en el extremo oriental del valle. Zigzaguearon hasta el extremo occidental, a unos cien kilómetros, hasta Alamillo, conociendo pastores, esquiladores, guardas de los quintos, carboneros, niños sin escuela y otros personajes. En general, se pensaba que el Quijote fue un personaje real que había vivido en el valle. Estuvieron en el poblado de la Mina Diógenes y Las Tiñosas, Cabezarrubias, la estación de Alcudia y subieron otra vez a Brazatortas. Visitaron la encina de los Pobres, capaz de albergar a un rebaño, la Venta de la Zarzosa, La Bienvenida y Alamillo, donde cogieron nuevamente el tren.

Este viaje se publicó en un libro de la Editorial Alfaguara, entonces dirigida por su fundador Camilo José Cela, cinco años después con el título Valle de Alcudia, en el que se incluía un plano y doce fotografías. El libro, ya descatalogado, fue nuevamente editado en 2015 por la Diputación Provincial de Ciudad Real en su Biblioteca de Autores Manchegos, con los textos, fotos y mapa del original.

Las fotografías las hicieron los autores durante el viaje.

miércoles, 26 de abril de 2017

gernika, ochenta años después


Del bombardeo del 26 de abril de 1937 se prohibió hablar y, de este modo, se nos impidió tener memoria histórica durante cuatro largas décadas en Gernika. Ochenta años después el pueblo de Gernika se rebela ante este olvido, pues la recuperación de la memoria es el camino a la reconciliación, es el camino a la paz. Por ello lanzamos al mundo un grito en favor de la vida, en contra de la guerra, en contra de la violencia y en la defensa de los derechos humanos. -José Mari Gorroño, alcalde de Gernika

Empezaron a caer las bombas. Las primeras explosiones se produjeron junto al puente de Renteria y en la estación de trenes. Durante más de tres horas los escuadrones comandados por Wolfram von Richthofen y Hugo Sperrle masacraron la ciudad-símbolo de los vascos. El Ayuntamiento, destruido. La iglesia de San Juan, destruida. El matadero, la alhóndiga, el teatro Liceo… todo reducido a escombros. Todo, menos la Casa de Juntas y el célebre Árbol de Guernica, símbolos del nacionalismo vasco (aunque también referente para no pocos carlistas vascos enrolados en las filas de Franco). Tampoco la fábrica de armas Astra resultó tocada (un buen botín una vez tomada la ciudad). Misterios de la guerra… aunque no tanto.
Más de 200 muertos según unos. Más de 1.600 según otros. No hay registros de cadáveres. No hay listas, ni las habrá. Pero a nada que uno se detenga en la contemplación incrédula de todas esas fotos procedentes del Archivo Gernikazarra, la sensación de ruina es tan absoluta que solo cabe pensar en escombreras de muerte mucho más cercanas a la segunda cifra que a la primera.

Gritos de niños, gritos de mujeres, gritos de pájaros, gritos de flores, gritos de vigas y de piedras, gritos de ladrillos, gritos de muebles, de camas, de sillas, de cortinas, de vasos… -Pablo Ruiz Picasso



lunes, 24 de abril de 2017

miramar




Desayunar junto al mar en este tiempo sin prisas es uno de los mayores placeres que trae la primavera.

domingo, 23 de abril de 2017

sábado, 22 de abril de 2017

otra tierra para un plan b

Se ha descubierto el exoplaneta donde puede ser más probable encontrar indicios de vida, según sus descubridores. El nuevo planeta está a 40 años luz de la Tierra y orbita en torno a una enana roja llamada LHS 1140. En septiembre de 2014, el telescopio M-Earth, en Chile, captó una leve disminución de su luz que podía deberse al tránsito de un planeta. 

Los resultados del estudio, publicados el 19 de abril en Nature y que incluyen el uso de otros telescopios, confirman que hay un planeta con un radio 1,4 veces el de la Tierra y una masa seis veces y media mayor. Estos dos datos implican que lo más probable es que este planeta tenga un núcleo de hierro denso recubierto de rocas, la misma composición que la Tierra.

Este nuevo mundo está unas 10 veces más cerca de su sol que la Tierra, pero el astro es tan tenue que la cantidad de radiación que le llega es la mitad de la que recibe nuestro planeta. Esto hace posible que el planeta tenga dos elementos indispensables para la vida: agua líquida y atmósfera.

“Por ahora todos los datos que tenemos nos indican que este planeta debe tener un aspecto como el de la Tierra”, explica Jason Dittmann, astrónomo del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian (EE UU) y coautor del estudio, quien desarrolló el sistema de inteligencia artificial que se ha empleado en el descubrimiento. “Por ahora este es el candidato número uno a ser un planeta como la Tierra”, asegura.

El planeta LHS 1140b se habría formado hace 5.000 millones de años posiblemente de una forma similar a la Tierra, aunque en un entorno mucho más hostil. Cuando las enanas rojas son jóvenes, emiten una alta radiación que puede destruir la atmósfera de los planetas rocosos en su entorno y hacerlos más parecidos a Venus que a nuestro planeta, explica Dittmann. El hecho de que este planeta sea ligeramente más grande que la Tierra podría favorecer que en el pasado albergase mares de lava que podrían haber permitido conservar una atmósfera con su aportación de vapores magmáticos.

Por ahora este puede ser el mejor candidato para observar la primera atmósfera de un mundo habitable fuera del Sistema Solar. Dittman señala que su equipo ya ha pedido tiempo de observación con el telescopio espacial Hubble para medir la dispersión de Rayleigh, el efecto que hace que la Tierra vista desde el espacio sea un punto azul pálido, y que podría confirmar la existencia de una atmósfera en el nuevo exoplaneta. Y en un año se podría usar el Telescopio Espacial James Webbpara detectar oxígeno, metano y dióxido de carbono, compuestos que podrían indicar la presencia de vida, señala.



viernes, 21 de abril de 2017

transnistria: bienvenido a la nada


Transnistria es una delgada franja de tierra situada entre Moldavia y Ucrania. Es el hogar de más de 500.000 personas y tiene un gobierno parlamentario, un ejército permanente y su propia moneda. Tiene todas las características de una nación independiente, pero no lo es.

Declaró su independencia de Moldavia en 1990 y se enfrentaron en una guerra de dos años. Y tiene una constitución y una bandera e incluso un escudo de armas. Pero no aparece en muchos mapas, y ni un solo miembro de las Naciones Unidas reconoce su existencia. Pero al pueblo de Transnistria no le importa. Se aferra tenazmente a una demanda de un estado y su amor por todas las cosas rusas.

“Es bastante trágico, en realidad,” dice Justin Barton, un fotógrafo británico que visitó esta unidad territorial autónoma el año pasado para su serie de fotos El Patriota de Transnistria . “Hay una gran cantidad de personas que son muy patrióticas, pero también hay otro montón simplemente atrapados en la situación. Y están increíblemente aislados”, dice.

Todo comenzó en 1990, cuando Moldavia se separó de la Unión Soviética. Transnistria es el hogar de muchos rusos y rusoparlantes que sentían el aislamiento político y cultural en la nueva república. Ellos declararon la independencia, con la esperanza de establecer una república socialista y seguir siendo parte de la Unión Soviética. Una guerra se produjo, que terminó en un alto el fuego casi dos años más tarde. La Unión Soviética se había derrumbado por entonces, y el conflicto quedó sin resolver a pesar de Moldova concedió a Transnistria una medida de autonomía.

En apariencia, Transnistria es un estado soberano. Su bandera incluye la hoz y el martillo y ondea a menudo junto con banderas rusas. El rublo de Transnistria lleva las imágenes de figuras rusas como el general Alexander Suvorov y Catalina la Grande. Una enorme estatua de Lenin guarda la entrada al Soviet Supremo, el edificio del Parlamento. Imágenes de Stalin y Putin son casi tan comunes como los de presidente de Transnistria Yevgeny Shevchuk.

A cambio, Rusia proporciona gas libre y complementa las pensiones de los residentes. También proporciona más de 1.000 soldados, para consternación de los de Ucrania. Sin embargo, Rusia no ha reconocido oficialmente el estado de ruptura, y no parece inclinado a ello. Tampoco Moldavia. Esto no es un buen augurio. “A pesar de Transnistria declare su propia independencia, no va a lograrlo, a menos que Moldavia decida reconocerla, un escenario poco probable”, dice Thomas de Waal, un periodista británico y experto en Europa del Este. “El futuro es más probable sea más de lo mismo: un estado no reconocido o un acuerdo de confederación con Moldavia.”

Barton se interesó en Transnistria en 2014 mientras trabajaba en Ucrania. Oyó que Transnistria estaba produciendo nueva moneda de plástico con monedas de colores en diferentes formas. Una vez interesado, Barton leyó todo lo que pudo sobre el tema y decidió visitar Transnistria y fotografiar a sus residentes. Fue autorizado a fotografiar altos funcionarios gracias a que su esposa es rusa.

Pasó un poco más de dos semanas allí en el transcurso de dos viajes. Muchas de las personas fotografiadas Barton eran intensamente patrióticas. Fotografió unas 20 personas en total. Utilizó una Nikon D810 y tomas amplias para hacer hincapié tanto en el medio como la persona.“Puedes descubrir mucho acerca de un lugar y, en particular, un espacio mental”, dice.

Es imposible escapar a la sensación de melancolía que impregna la serie. No es fácil estar sin estado, y no todo el mundo es optimista sobre el futuro de Transnistria. Anastasia Spatar, que tiene 23 años y nunca ha viajado más allá de Transnistria, mostró una gran tristeza cuando Barton le pidió que pensara en su tierra natal.


WIRED

jueves, 20 de abril de 2017

nuestra idea torcida de la dignidad

Imagine un escenario diferente al del avión de United Airlines: un banco de un parque público, con un joven negro sentado en él, desafiante, negándose a salir, a petición de los guardias de seguridad. Un oficial de policía groseramente le dice que se vaya, y luego le da un tirón y lo arrastra hacia afuera, produciéndole hematomas en la cabeza y sangre en la boca.

Apostaría a que esto no habría provocado la misma indignación en las redes sociales. Hubiera sido visto como un joven rufián desobedeciendo las órdenes directas de la autoridad. Él no había pagado por ese asiento pero, aunque nadie explique por qué tuvo que irse, tenía todo el derecho a quedarse ahí.

Hemos caído en este cambio de paradigma, en todas las conversaciones sobre derechos de los consumidores del Dr. Dao, la definición exacta de “subir al avión” y si tiene motivos para demandar. La suposición subyacente es la merecida dignidad, pero sólo si hemos pagado por ello.


Cathy O'Neil en Bloomberg

miércoles, 19 de abril de 2017

a propósito del censo nacional en chile





Otro censo sería averiguar y saber y conocer:

Cuántos ancianos sobreviven con una pensión miserable, a punta de té y marraqueta, cambiando forzosamente sus recetas médicas por paracetamol en las farmacias de barrio, como lo hiciera, durante sus diez últimos años de vida, ese incansable luchador sindical que fue Clotario Blest, inmune a las ofertas tentadoras de los patrones que ponían a su disposición casa nueva, morada playera o automóvil a la puerta, siempre y cuando renunciara a sus ideales y a su praxis de cristiano rebelde;

Cuántas mujeres dejan los riñones y extinguen la vida criando a su prole, al tiempo que trabajan en labores de siervas por una soldada miserable, yendo y viniendo, durante horas, a las casas de patronas explotadoras e inmisericordes que las llaman “nanas” y les calzan uniforme discriminatorio, prohibiéndoles cualquier chapuzón en la piscina;

Cuántos jubilados deben buscar ocupaciones indignas por cien o ciento cincuenta mil pesos mensuales, para incrementar el saldo de lo que les resta, después de haber sido esquilmados por las AFP durante treinta y cinco o cuarenta años de inclinar la cerviz ante esos mandantes cuyos pingües beneficios enriquecen, de paso, a financistas y especuladores desalmados que depositan sus haberes en paraísos fiscales;

Cuántos cesantes disfrazan su estado crítico vendiendo sánguches o fruta picada para el desayuno apresurado de miles y miles de proletarios (los dueños de la prole, según don Miguel de Unamuno), o aros y anillos de acero quirúrgico y cientos de otras innecesarias bagatelas, para quedar fuera de los guarismos de la cesantía “oficial”;

Cuántos inmigrantes se hacinan en conventillos de mala muerte, a la espera de obtener un trabajo “legal” o mejor remunerado, mientras sus propios explotadores hablan de la inconveniencia de abrir tantos cupos para estos potenciales “delincuentes” que vienen a crearnos nuevos problemas sociales, como si no los tuviésemos ya en abundancia con tanto impuesto y exigencias laborales a quienes “dan trabajo”;

Cuántos son los poetas que acumulan sus cuadernos y hojas volanderas, aguardando por una imposible publicación, o los novelistas y narradores que aguardan los resultados de alguna postulación a concursos provinciales;

Cuántos políticos han incrementado su patrimonio en las últimas tres décadas; cuántas leyes de beneficio público implementaron durante los períodos que sirvieron a la res pública;

Cuántos pobladores habitan los eufemísticos “campamentos” en los suburbios de nuestras grandes ciudades; cuántos de ellos poseen televisores de anchas pantallas para disfrutar la UEFA Champion League;

Cuántos son los borrachos asiduos a bares y tabernas; cuántos de ellos son alcohólicos perdidos y qué porcentaje de los mismos alcanzó con su beber compulsivo la ruina de sus familias;

Cuántos drogadictos y alcohólicos han podido acceder, como autores, a la gran poesía;

Cuántos mapuches han sido privados de sus tierras en los últimos cincuenta años; cuántos de ellos extraviaron su lengua primigenia bajo los troncos de las araucarias derribadas por las empresas forestales;

Cuántos concursos de Poesía, Ensayo, Narrativa, Testimonio y Dramaturgia se ofrecen hoy a lo largo y ancho de Chile; cuántos son sus postulantes habituales; cuántos se van con la sonrisa en los labios y cuántos muerden el polvo de la derrota;

Cuántos sufren en silencio de angustia existencial, de hambre crónica, de inapetencia, de olvidos esporádicos o permanentes;

Cuántos padecen del desamor, sentados en los parques mientras echan migas de panes ajenos a las palomas citadinas;

Cuántos jugadores participan semana a semana en el azar de la hípica, en los lances de lotería y en tugurios clandestinos; cuántos de ellos entregan al albur los restos de una esperanza arrebatada por el sistema inicuo que los constriñe y avasalla;

Cuántos amantes se quedaron en el andén, esperando a la amada o al amado que jamás regresaría…

¿Cuántos son todos ellos, dime, anótalos, anda… para que los comparemos con los resultados del próximo Censo?



El Censo Nacional de Población y de Vivienda, realizado en 2012, fue seriamente cuestionado debido a una serie de problemas en la obtención y tratamiento de los datos. En septiembre de 2014 se hizo público el resultado de una auditoría técnica liderada por el INE con asesoría directa del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE) dependiente de la CEPAL de Naciones Unidas, donde se concluyó que «los datos generados para el año 2012 no cumplen con los estándares para que este operativo sea denominado como un censo». En marzo de 2014, se informó que el gobierno de Michelle Bachelet realizaría un nuevo censo «abreviado», fijado para el año 2017. El 3 de enero de 2017, el Ejecutivo envió al Congreso el proyecto de ley para que el día del censo, hoy19 de abril, sea feriado laboral irrenunciable, esto es, obligatorio para todo el comercio, además de la prohibición de realizar «actividades, espectáculos y reuniones públicas al aire libre o en recintos cubiertos, funciones teatrales, exhibiciones cinematográficas, competencias deportivas», y otras similares. El trabajo será realizado por voluntarios, sin remuneración. Docentes y empleados públicos estan obligados a censar. En diciembre de 2016 el gobierno aprobó el pago de 15 mil pesos chilenos a los censistas voluntarios.

martes, 18 de abril de 2017

cartel de falsos pies

El cambio de nombre del grupo almagrobolañego Pseudópodos a Falsos Pies, aparejado a un cambio de estilo hacia un pop más intimista, coincide con mis primeros pinitos con la serigrafía. Con las mismas pantallas, hice carteles sobre diversas superficies como periódicos, pantones, revistas de gran formato y otros. Este se salvó del olvido. A tres tintas sobre pantone gris y cortado con regla metálica.

lunes, 17 de abril de 2017

domingo, 16 de abril de 2017

la laguna de la alberquilla otra vez

Ayer subimos a la Laguna de La Alberquilla, declarada monumento natural, en el parque natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona. No tenía agua y las ovejas de Damasín pastaban su hierba. Intentamos bajar por el arroyo del Venero, pero unas vallas nos impidieron bajar por esa rambla, y tuvo que ser por la de la huerta de Cañas. El hondo donde se estanca el agua fue producido por una explosión de agua subterránea calentada por la lava o magma, provocando un cráter ancho y bajo llamado maar. Éste se encuentra en la Sierra de Puertollano, el límite norte del Valle de Alcudia.

sábado, 15 de abril de 2017

almodóvar desde la santa

Almodóvar del Campo y su valle desde la ermita de Santa Brígida.

viernes, 14 de abril de 2017

el bar de manolo sanchís

Pequeño bar marisquería frente al Retiro madrileño, Avenida de Menéndez Pelayo 13, que inaugurara el famoso defensa del Real Madrid hace más de treinta años. Hoy lo regentan Esteban, Mari Carmen e Isabel. Tiene frescos mariscos, cerveza Mahou y un rico vermut.

jueves, 13 de abril de 2017

tesoros de la hispanic society museum & library of america



La Hispanic Society tiene la colección más importante de arte español y de América Latina fuera de la Península Ibérica. Se abrió en Nueva York en 1908 por el empeño de Archer Milton Huntingtong, hispanista americano que quiso crear una institución que fomentara la cultura española. 
En apenas cincuenta años creó una biblioteca y un museo excepcionales, con piezas desde la España prerromana hasta las primeras décadas del siglo xx. 
Del 4 de abril al 10 de septiembre se exponen en el Museo del Prado (puerta de los Jerónimos) 220 obras de esta colección de especial relevancia como las del Greco, Velázquez, Zurbarán, Murillo, Goya, Sorolla, Zuloaga, Beruete, Camarasa, Nonell o Rusiñol, algunas obras del arte nazarí o el flipante Mapamundi de Giovanni Vespucci.

Las dos últimas horas de apertura del museo tienen una tarifa especial reducida con el 50% de descuento: 7,5 euros.